Abriendo la vagina de su dulce hija



Como puede ser penetrada por mi padre, aun no comprendo lo que ocurrió solo recuerdo haber bebido un poco más de la cuenta y cuando me di cuenta estaba desnuda tumbada en la cama y alguien mes estaba penetrando mi estrecha concha, cuando, miré de nuevo era mi papa el que me estaba dando caña, como podía ser que hubiéramos llegado hasta ahí, nunca lo he comprendido lo que sí que recuerdo es que ya no había marcha atrás y que ya que estaba siendo sometida me dejé follar bien bonito, no iba a parar con el placer que estaba sintiendo en ese mismo momento, por lo que al final mi padre me cogió bien lindo, primero tumbada, después a cuatro patas y hasta que terminó follandome el culo en lo que fue mi primera experiencia anal, la verdad no me desagradó nada seguro que alguien me volverá a follar bien el ano en poco tiempo.

Incesto: