Anal con la mujer de mi hermano



Como recordar la mejores folladas de mi vida no puedo olvidar de ninguna forma la que tuve con la mujer de mi hermano una noche en un hotel. Recuerdo que salí de fiesta con unos amigos y cuando iba ya un poco cargado me encontré a mi cuñada que también estaba ebria y muy cariñosa por cierto, con la escusa de que nos íbamos los dos para casa salimos juntos y se tiró a mis brazos, nos fuimos a un motel y allí me hizo lo que quiso, me la comió, se puso mi verga hasta el fondo de su garganta y como de bien la chupaba mi cuñá, una pasada justo después de eso me pidió que le diera un poco de sexo por le gustaba por el culo, por eso se puso de cuatro patas y le metí la polla por el ojete y cuando estuve a punto de correr se la saqué y me la volvió a chupar y me corrí en su boca.

Incesto: