cojiendo con mi tia en el patio



10560192.0.jpgSuerte tuve en colocar esa cámara escondida en el patio ya que allí fue donde finalmente me terminé agarrando a mi porpia tía, una mujer de pelo corto y de concha peluda a la que le encanta cojer con jovencitos como yo. A mi me vuelve loco pensar en la idea de que me stoy follando a la hermana de mi mamá y a ella lo único que le importan es que una polla dura y joven la penetre y le de el placer que tanto busca, ya que tiene la concha descuidad y necesita guerra. Allí en el patio de mi casa fue donde empezamos a cojer, primero le toqué la almeja y luego se la comí para pronto subirse en mis brazos y meterla la verga dentro de su concha y empezar a follarla, como gruitaba la muy guarra de mi tía y como me corrí en su coño.

Incesto: