Con la polla gorda de mi primo en mi garganta



Siempre supe que me estaba perdiendo algo muy grande al no poder tener sexo con mi primo, y es que además de darme un morbo tremendo el hijo de mi tía es un macho de los que ya no queden, un chico guapo de verdad que sabe como hacer que una mujer le desee, y tanto me calentó que me tiré a sus brazos. Una tarde en mi casa y siendo muy directa, le dije que le tenía que decir algo, le dije que me pasaba las noches soñando en que me lo follaba, me veia con su verga dentro de mi boca y eso me estaba volviendo loca, estaba deseando poder probar su polla, y pese a mi asombro asistió con la cabeza y se sacó su polla, eso si me pidió que me vendara los ojos antes de chuparsela, yo lo hice y me la tragué entera, tanto como pude porque era bien grande e hice que mi primo acabara dentro de mi boca.

Incesto: