Con mi hijo a cuatro patas



Le lleva la cena a la cama a su hijo, pero en realidad lo que busca esta ama de caso es que un hombre le haga un poco de caso, ya que su marido está todo el día fuera de casa y se siente realmente sola. Se mete en la cama con su hijo y le empieza a acosar hasta que el chaval acepta lo que su mamá le está proponiendo y se empiezan a poner cariñosos, se besan, se tocan por todo el cuerpo el uno al otro y la señora decide empezarse a quitar piezas de ropa y ofrecer sus pechos a su chico para que se los coma, pero el chaval quiere algo más que eso, en ese punto está tan caliente que lo que quiere es penetrar a su mamá, por eso la pone de cuatro patas y disfruta de la culeada que su hijo le propone.

Incesto: