Despierto a mi hermana después de una fiesta



Organizamos una buena fiesta en casa, y con el alcohol, los amigos y todo lo demás yo y mi hermana por el sitio terminamos duermiendo juntos en la cama de mis padres que se había ido de vacaciones. Al despertar me cojí un ataque de calentura, y con mi hermana al lado y mi polla bien dura le empecé a tocar las tetas mientras estaba aun dormida, pero poco a poco se fue despertando y finalmente me besó en la boca y empezamos a practicar sexo. Ella me bajó los pantalones y me agarró mi duro pene que en esos momentos ya estaba tieso como un palo, cuando se lo puso dentro de su boca y lo empezó a saborear quería morirme, que bien la come mi hermana solo era capaz de pensar y luego me la follé a cuatro patas hasta correrme en la cama de mis papas.

Incesto: