Dos hermanas adictas al sexo



Dos hermanas adictas al sexo terminan masturbándose la una a la otra en una mañana de primavera. Ambas salieron juntas de fiesta y después de enrollarse con varios hombres no se decidieron a follar a ninguno, por lo que llegaron a casa y estaban super cachondas y las dos lo comentaron, estoy más caliente que una gamba le decía una a la otra pues eso tiene solución, vamos a pajearnos la una a la otra y así estas dos hermanitas empezaron a meterse mano, se desnudaron y se empezaron a meter un dedo hasta que las dos llegaron al orgasmo y se quedaron bien tranquilas para irse a dormir sin ningún remordimiento.

Incesto: