El abuelo tiene las manos muy largas



Hoy he quedado y me voy de fiesta, pero cuando me estoy arreglando se abre la puerta y aparece mi abuelo, se acerca y me empie a tocar las piernas, los brazos, me aprieta entra sus brazos y quiere meterme mano. Mi Abuelo va caliente es un viejo verde y quiere aprovecharse de mi cuerpo duro y joven. Al principio no me gusta nada, pero a medida de que me va tocando yo me voy calentando, y cuando llega a tocarme el coño ya estoy como una moto, por lo que me abro de piernas y le dejo hacer, la experiencia es un grado y él la tiene, por lo que empieza por hacerme una buena comida de concha, a mi eso me encanta y me deja mi vagina completamente húmeda, después se desabrocha la bragueta y se saca la verga para meterla dentro de mi raja, me folla encima del pupitre y después se tumba en el suelo y yo le cabalgo hasta que se corre.

Incesto: