Entre mi madre y mi hermana me la chupan



Dos mujeres como dos campanarios es como podría definir a mi mama y a mi hermana. Ambas se parecen mucho y aunque mi madre tenga ya una cierta edad se conserva como los ángeles es de esas mujeres que te hacen mirarla dos veces cuando pasan por tu lado, viste provocativa y que decir de mi hermana que es igual que ella pero con veinte años menos, por lo que si quiete te pone la verga dura en medio minuto. Ambas están un poco locas por eso se empezaron a besar en el sofá conmigo en el medio y terminaron de rodillas en el suelo y comiéndome el rabo de una forma tan maravillosa que yo me corrí en su boca y las dejé llenas de mi leche, como me gustó disfrutar de las caras de mi hermana y mi mami cuando me estaba corriendo las dos ponían una cara de verdadera adoración y estaban deseando probar mi semen.

Incesto: