La madre de mi primo se aferra a mi navo



Con la Mamá de mi prima me lo paso más que bien. Siempre he oido la frase de gallina vieja hace buen caldo pero en esta vida hasta que uno por si mismo lo contrasta la verdad es que este tipo de frases no tienen demasiado sentido, cuando mi tia se metió mi verga dentro de su boca y empezo a lamer, chupar y hacerme sentir lo descubrí, la experiencia es fundamental en el sexo y ella tiene a raudales, por lo que me hizo una felación como ninguna mujer antes me había hecho sacandome todo lo que tenía retenido dentro de mis testículos. Me agarraba mi miembro viril como si se lo fuera a tragar y eso me ponía realmente cachondo por lo que me hizo acabar más pronto de lo que yo deseaba me fue imposible de controlar de lo excitado que estaba.

Incesto: