Lo peluda que es la concha de mi tia



Hasta que conseguí ver a la hermana de mi madre desnuda no me detuve, es una mujer madura de muy buen ver y siempre que la veía notaba algo dentro de mi estómago que me hacía sentir diferente con ella que con las otras mujeres con las que he estado y por ese motivo estuve insistiendo hasta que conseguí agarrar con ella y además lo grabé para tener la prueba y mostrar al mundo la gran concha peluda que tiene mi tia entre sus piernas, una almeja de las que huelen un poquillo y que se te meten pelos dentro de boca cuando se la comes pero eso para nada evitó que tuviera uno de mis mayores orgasmos mientras me la cojín en la habitación de su casa mientras mi tío estaba en el trabajo, nuca nadie lo sospechó y simplemente ocurrió una vez.

Incesto: