Los maravillosos pechos de mi suegra



Siempre me han vuelto loco los pechos, grandes, gigantes enormes en las mujeres, me apasionan las tetas y no lo puedo remediar es superior a mi, pero tengo la mala suerte que mi mujer es nadadora, es decir nada por delante y nada por detrás, ni tetas ni culo ni nada y eso creo que aun me ha creado un trauma o algo por el estilo, por eso cuando mi suegra se me tiró a los brazos y me quiso hacer una dulce mamada no lo dudé y acepté. La madre de mi esposa tiene una de las mejores tetas que he visto en mi vida, enormes y super bien puestas, cabe decir que son operadas pero a mi me importa bien poco viniendo de donde vengo que apenas puedo jugar con un pezón, disfruté como hacía mucho que no lo hacía pese a siempre estar rondando por mi mente la idea del incesto, pero cuando me corró en sus pechos todo eso no contaba y se me olvidaba cada vez que le piraba las tetas.

Incesto: