Mamadora de vergas gordas



Me encontré a una verdadera puta con la adicción de mamar pollas muy gordas, solo la chupaba si la polla era realmente grande, las chicas no están echas para su boca, ya que lo que a ella le gusta es que a penas se la pueda meter en el boca, que solo le entre la puntita para luego tratar de tragársela toda, pero no será nada fácil. Luego una vez ya se la ha follado la vuelve loca que las pollas gordas de los chicos que se folla se la meten en el concha, que se corran dentro de su coño con su gran polla, alguna encuentra que al principio le duele un poco pero al final todas caben y es bien verdad que el tamaño si que importa ya que esta guarrilla disfruta solo a aquellas pollas que son bien gordas las demás no las quiere ver ni en pintura y cuando un hombre se la quiere follar y no tiene una verga grande como ella quiere no tiene nada que hacer.

Incesto: