Me cojí a mi padre



Si que él supiera nada de lo que ahora os voy a contar me acosté con mi padre en el sofá de mi casa. Todo lo tenía completamente pensado, mi mamá no estaba en casa, yo estaba muy cachonda coloqué una cámara escondida sin que mi padre lo supiera y cuando llegó a casa me encontró prácticamente desnuda en el sofá, casualidad?, no evidentemente no yo estaba deseosa de notar la verga de mi papá dentro de mi concha y lo logré. Me abrí de piernas y me la metió entera dentro de mi coño, como empujaba su gran polla entrando y saliendo, cuando aceleraba el ritmo a cada momento pensaba que estaba teniendo un orgasmo pero el placer se alargaba un poquito más hasta que él si llegó al suyo y se dejó toda su leche dentro de mi. La maravillosa pinga de mi padre me dió placer del bueno y celebro lo bien que me cojí a mi padre.

Incesto: