Me follé a mi tía por delante y por detrás



La hermana de mi mamá está más buena que el pan con chocolate. Trabaja de profesora de universidad y los alumnos cuando la ven no creo que se puedan concentrar mucho en la materia, porque tiene un culo digno de admirar y de ver que a todos los hombres nos deja con la boca abierta. Le pedí a mi tía que me diera unas clases de matemáticas y se me terminó follando, en un incesto que aunque lo había soñada no podía ni pensar en algo así, pues es la hermana de mi mamá a quién le clavé la verga. Esta acaramelada mujer de unos 45 años me enseñó mucho más que matemáticas, me abrió sus piernas y puede ver su linda concha, y hasta me la dejó catar, se la comí con su bello y todo, un gusto muy fuerte el que tenía creo que estaba muy excitada y todo el flujo vaginal se le bajaba por las piernas, pues ella lo deseaba tanto como yo, y lo pasamos en grande.

Incesto: