Mi hija debe aprender a follar



Mi mamá me conoce mejor que nadie y yo le cuento a ella practicamente todo, por lo que un día le conté que mi novio no estaba satisfecho de como yo me movía y le hacía el amor, por lo que mi madre decidió intervenir y me enseñó como dar placer a mi novio, como chuparle bien el rabo como la debía de agarrar, como podía introducirme toda su verga dentro de mi garganta y los puntos más importantes de como de deme comer una rica polla, la verdad es que mi novio quedó alucinado con mi madre, pero desde ese día nunca más se ha vuelto a quejar de lo que yo hacía en la cama, ahora soy una verdadera guarra que le vuelvo loco.

Incesto: