Mi madrastra mamando mi verga



Mi madrastra y yo tuvimos una tarde de calentura y terminamos cojiendo en él sofá. En realidad fue mi madrastra la que se calentó y me empezó a tocar mi tranca, me desabrochó la bragueta y se metí mi polla dentro su boca demostrando su gran experiencia y mostrando como se debe comer una buena verga. Después y ya ambos cachondos fui yo quien la comí su gran coño, hasta que la penetré y empezamos a disfrutar y a gemir ambos justos, pero llegó el momento de correrme y no dude un momento en llenarle la boca, como podía imaginar a ella le encantó.

Incesto: