Mi madre me come hasta los huevos



Mujer de casi 60 años decide tener sexo con su hijo, pero este no le hace pasar un buen rato, ya que le obliga a tragarse toda su polla y casi meterse sus huevos dentro de la boca, la agarra del cuello y la empuja hacia abajo hasta que este hace entrar toda su verga dentro de su garganta, y la mujer a penas puede respirar con un cipote dentro de su cuello pero aguanta como puede hasta que su chico la deja respirar. Al final y después de estar metiendo tanta caña a su garganta, acaba vomitando encima de los huevazos de su chico mientras este se corre al mismo tiempo dentro de su boca y eso nos deja una de las imágenes más duras y terribles de un incesto que hemos podido ver.

Incesto: