Mi mama es adicta al sexo



Mujer madura pero aun muy atractiva que lleva toda la vida tratando de cuidarse no tienen suficiente ni con su marido ni con el par de amantes que tiene fuera del matrimonio que también de vez en cuando le apetece follarse a su hijo. Un chico que debido al culto que su madre tiene por su cuerpo él también lo tiene por el suyo, y se le ve un hombre muy musculoso, bien preparado físicamente para meterle una gran follada como las que ella quiere que le metan. Primero le limpia un poco los bajos, por lo que el chaval en seguida se le pone la verga tiesa como un palo, después pide polla por su concha y para terminar un apetitoso sexo anal con corrida en la boca que deja a su hijo prácticamente muerto y realmente sorprendido de lo que es capaz de hacer su mama en la cama.

Incesto: