Mi tía se prueba su bañador y terminamos cojiendo



Mi tía es un bombón a su edad, una mujer de cuarenta y tantos que sigue atrayendo miradas de los hombres cuando pasea por la calle y esta tarde ha decidido que me quería mostrar su nuevo bañador, pero lo probó delante de mi, se desnudó y se lo colocó de nuevo, por lo que me provocó, mi pene ardía y se me puso tan dura que ella lo notó en mi pantalón, se me acercó y me desabrochó los pantalones, para sacarme mi verga y empezar a chupar, una gozada que terminó con yo y mi tía follando y cabalgando bien rico hasta que ambos llegamos al orgasmo, yo en su cara como a ella más le gusta.

Incesto: