Nunca me la mamaron como mi cuñada



Mi cuñada, es decir la hermana de mi mujer es una chica soltera que tiene fama de no haber roto nunca un plato, yo desde que estoy con mi esposa solo la vi con un par de hombres y no duró mucho, por lo que nada me hacía sospechar que pudiera ser tan guarra. Una tarde que estaba en casa de mis suegros y ellos no estaban llegó ella, y estuvimos charlando, tanto se calentó la conversación que terminó mamando mi polla, y no veas lo bien que lo hace, nunca me mamaron la polla tan bien como lo hace mi cuñada y la verdad mi mujer también sabe como comer una buena tranca, pero mi cuñada era capaz de meter toda mi tranca en su boca y comerme los huevos a la vez, y al terminar me corrí dentro su boca y se tragó mi semen, una gozada.

Incesto: