Pendeja llorona no quería entregar el culo



Mi hermana la llorona no quería entregar su culo pero no le dejé opción y me la follé por el culo aunque ella no quería. La morocha de mi hermana me puso bien caliente porque no era la primera vez, con ropa ajustada con escotes muy grande que se le podía ver casi todas las tetas, se me juntaba, me tocaba, se me acercaba y cuando yo quería algo más luego me dejaba y no querías aber nada. Eso lo hizo varias veces hasta que no la dejé opción, la llevé a un lugar desconocido y pese a que ella no quería le di por la colita. La muy guarra es una llorona porque mientras se la metía por el culo no paraba de llorar y es que no me quería entregar el culo pero la forcé en este incesto porque es demasiado puta.

Incesto: