Pongo de cuatro patas a mi tía



Una mujer madura y rubia pese a tener 55 años sigue queriendo tener sexo como cuando tenía 20 años y por eso mi tía debe buscar relaciones fuera del matrimonio, pues mi tio es mayor que ella ya tiene 65 y ya no está pa esos trotes, pero la fornicadora de mi tía se aprovecha de la situación y folla con el primero que pasa, y claro eso yo no estoy de acuerdo y por eso grabé esta película para mostrarle a mi tío como es de guarra mi tía. Me la llevé a mi habitación la desnudé y la puse de cuatro patas mientras sin que ella lo supiera y me la follé frente la cámara, como gritaba la muy guarra y es que no tenía la concha demasiado mojada y le dolía un poco al entrar mi verga en la concha pero al final me corrí dentro suya y le dejé todo mi semen dentro.

Incesto: