Probando el semen de mi hermano



Estoy un poco loca o eso es lo que dicen mis amigas de mi, pero a mi me importa un bledo lo que piensen los demás y por ese motivo acabé con mi hermano pero a lo que la gente pueda pensar. Mi hermana un chico muy apuesto y un poco más joven que yo, siempre me tuvo a mi como el ejemplo a elegir incluso llegó a estar enamorado de mi cuando éramos jóvenes pero yo evidentemente no le había hecho ni casa, pero ya de mayores tuvimos la oportunidad de aprovechar una segunda juventud y no la desaprovechamos. Una tarde mientras en mi casa estábamos los dos empezamos con tocamientos y terminamos con una mamada que le hice a mi hermanito donde me terminé tragando su corrida, una experiencia realmente única y que para nada me arrepiento de haber realizado, me encantó que mi hermano se viniera en mi boca y pudiera disfrutar de mi chupada de rabo.

Incesto: