putas cojiendo



La noche perfecta no se si existe pero la que tuve yo ayer se le debe parecer mucho. Me fui a cenar con unos colegas y después de unas copas acabamos en la disco, allí sin ningún miramiento ataqué a un par de bombones, y ambas me dijeron que me fuera a la playa, pero el tercero cayó y terminé con ella en la habitación de un hotel. Al quitarse la ropa vi que iba con ropa interior de tigresa, cosa que me pone muy caliente y se me puso a chupar la verga de tal manera que no supe ni aguantar el placer que esta puta me estaba provocando, era una fornicadora, una real puta que solo quería sacarme la leche estaba deseosa por chupar una gran tranca y la mía fue la afortunada, y terminé cojiendo con ella durante toda la noche sin acordarme de lo que me esperaba en casa el día siguiente.

Incesto: