Saboreando la peluda concha de mi prima



Mi estupenda prima de pelo largo y negro no quería dejarse seducir por mi pero poco a poco me la camelé y le enseñé lo buena que puede llegar a ser rica polla. Me encontré a María con un lindo vestido estirada y muy provocativa, me acerqué y me senté delante de ella , hasta que tuvo que arrugar sus piernas y le pude ver las bragas como las tenía húmedas, y todo seguida pasé a la acción y le empecé a comer el coño. Madre mía que concha tan peluda que tiene mi prima es maravillosa, me pone muy cachondo ver a una mujer sin depilar su monte de venus, y como le metía la lengua por entre sus labios y ella como disfrutaba con mi enorme mamada de vagina. Pero después de estar currando me merecía una buena follada por lo que no se me escapó.

Incesto: