Su hermana pequeña le sedujo



El día que se dejó enredar por su hermana pequeña para ducharse juntos ya se podía imaginar como acabaría la cosa. Siempre ha notado que su hermana le ponía muy caliente, sus miradas tan directas, insinuaciones y últimamente ya directamente tirandole los trastos sin ningún remordimiento, pero todo eso ha sido capaz de resistirse, pero cuando ella se presentó en pelotas en el baño mientras él se estaba duchando y entró en la ducha, ahí ya no pudo decir que no, ni hacer nada para evitar tener sexo con su hermana. Primero se besan, se tocan un poco, las tetas, la verga el culo y luego pasan al plato fuerte, al sexo sin paliativos, y sin preservativo, un incesto en toda regla que no tiene desperdicio.

Incesto: