Su sobrino se coge a su esposa delante de el



Nunca digas nunca eso fue lo que debió pensar este joven chico cuando su tío le propuso algo bastante macabro. Resulta que la mujer de este hombre adulto y maduro es una rubita que tiene mucha más marcha que el propio caballero y quiere acabar con su sed y coger con un chico joven que tenga una polla bien dura como las que hace tiempo que ya no cata. La solución la propone su marido cuando le permite que tenga relaciones delante de él con su sobrino, y el chico un joven al que su tía siempre le ha puesto muy caliente le encanta y se la acaba tirando. Le come las tenas, le come el coño, y ella le chupa la verga con mucha energía hasta que consuman el acto realizando varias posturas y con corrida en sus pechos incluida.

Incesto: