Ven aquí y cogeme duro nena



Dos amantes se toman su tiempo en la cama cuando sus parejas no están. Estos dos chicos disfrutan del sexo placentero cuando pueden, y es que viven dos vidas distintas, una los días normales, trabajo familia y demás pero un par de veces al mes se escapan de todo para disfrutar entre cuñados con un incesto de lo más lindo. En esta ocasión follando en casa se grabaron mientras hacían el amor, un duro polvo es el que echan este par de calentorros que buscan sexo sin complejos y lo encuentran no muy lejos de casa. Las cenas familiares se hacen realmente apasionantes con algunas miradas que no se pueden evitar y a menudo deben de cortarse ya que se follarían en ese mismo instante.

Incesto: